Claves del estilo 'Slow Deco'

Claves del estilo 'Slow Deco'

 (3)

Muchas veces el estilo de vida que llevamos hace que por diversos motivos suframos un gran estrés, ya sea por el nerviosismo que se respira en la gran ciudad, por las responsabilidades laborales, las actividades físicas, etc. Debido a esto hay una tendencia que crece, y es la de convertir nuestro hogar en un espacio donde podamos “desenchufarnos” de toda esa tensión cargada y poder apreciar y disfrutar cada momento, este estilo se denomina Slow Deco.

La nueva tendencia en decoración y estilo de vida Slow Deco consiste principalmente en amplificar los espacios abiertos de nuestras habitaciones para poder disfrutar más cuando estemos en ellas. De este modo mejoramos la comunicación y eliminamos los obstáculos y las barreras para conseguir movimientos más libres entre las diferentes estancias. La idea central del Slow Deco es decorar con el objetivo de pensar en nuestra comodidad y descanso.

Espacios abiertos

Para adentrarnos en el estilo de decoración Slow Deco debemos dejar atrás los espacios cerrados y sobrecargados, hacer que haya una buena transmisión de energía en los distintos ambientes abriéndolos, sin importar las dimensiones del mismo. Al realizar esto último, las habitaciones estarán mejor conectadas y provocará que los miembros que estén en ellas tengan una comunicación más fluida. Para hacer espacios abiertos debemos quitar los obstáculos entre habitaciones, como las puertas (las cuales se pueden sustituir por puertas correderas) además de los muebles y objetos que no necesitamos, ya que estos nos consumen una parte de nuestra energía -en sus arreglos, mantenimiento y limpieza, por ejemplo-.

Es importante que cada espacio tenga su funcionalidad pero sin aislarlo, lo que se busca es que por ejemplo exista una buena conexión entre la cocina, el comedor y la sala de estar, esto hará que se tenga una buena comunicación con la familia o los invitados, transformándose la zona en un lugar de encuentro y disfrute. Para completar los detalles podremos agregar música de ambiente y plantas aromáticas, e incluir tablas rústicas hechas en madera y trapos de lino; en la nevera se puede colocar un calendario en el que se muestren los distintos alimentos por temporada. Debemos intentar que la luz sea lo más natural posible, en caso de haber iluminación artificial que sea de bajo consumo y que los electrodomésticos que tengamos sean de alta eficiencia energética. Todo esto es parte del estilo Slow y hará que nuestro hogar sea más sostenible.

Decoración orientada al descanso

En el caso del dormitorio se trata de que sea un lugar en el cual se pueda aprovechar al máximo la relajación y el descansonada de aparatos electrónicos, ya que solo nos producen distracciones; también es aconsejable que se use ropa de cama de texturas naturales ya que son beneficiosas para el reposo; el dormitorio también es un excelente lugar para crear un rincón de lectura.

Para el salón es muy importante habilitar un espacio donde poder relajarnos antes de ir a la cama. No te olvides de utilizar cojines grandes y plaids para convertir el espacio en un auténtico remanso de paz y comodidad.

Refiriéndonos al baño, es fundamental colocar una cesta con esencias de distintos aromas, las toallas deben tener colores claros con tejidos naturales y también podemos agregar velas decorativas.

En lo que respecta a materiales y colores, el Slow Deco se parece mucho a la decoración nórdica -color blanco, beige y madera de estilo natural-, pero también se agrega a éstos en esta tendencia nueva, el color azul. En el caso de materiales, esta decoración sugiere utilizar mimbre, algodón, lino, maderas de estilo natural y ratán, además de distintas plantas que le den vida y color a nuestro hogar.

 (3)