Ideas para decorar las terrazas de verano

Ideas para decorar las terrazas de verano

 (2)

Llega el buen tiempo y con él las ganas de invitar a los amigos a pasar una agradable velada en la terraza. Ofrecerles un buen banquete siempre funciona para que acepten la invitación. Pero si además les ofreces un entorno bonito y alegre donde cenar a gusto, definitivamente tu casa se convertirá en el epicentro de las fiestas veraniegas. Estos son los puntos que debes revisar para que eso pase.

1. Espacios cómodos

Contar con un espacio de comedor y otro destinado al relax es lo ideal en cualquier terraza, pero es posible que los metros no te acompañen. En ese caso, lo primero que debes hacer es reflexionar y decidir si prefieres cenas más formales alrededor de una mesa o si por el contrario te gusta más disfrutar del confort de un buen sofá mientras picoteas algo.

Si optas por lo primero, selecciona con cuidado las sillas que acompañarán a la mesa e invierte bien en ellas. Aumenta incluso el presupuesto en esta partida porque será la diferencia entre que tus invitados remoloneen a la hora de tener que irse o a que lo hagan nada más finalizar la cena. Y es que es difícil aguantar horas sentado si, por ejemplo, te decantaste por unas sillas tipo Tolix, por muy molonas que estas sean.

Si eliges la segunda opción, hay alternativas realmente económicas sin que por ello merme tu comodidad. Así, con unas colchonetas y unos simples cojines mullidos (que tú mismo puedes hacer) tendrás una zona chill-out perfecta, digna de cualquier estilo boho. Los palets también están cobrando fuerza como propuesta DIY en las redes sociales. Tanto que hasta las grandes superficies han recogido el guante y ahora los comercializan para que no tengas que irte a las zonas industriales a buscar uno. Lo mejor es que además te ofrecen cojines a la medida adecuada para que tengas el pack completo a precios más que razonables.

decorar la terraza de verano con muebles de palets

2. Iluminación

Disponer de una buena iluminación en la terraza es clave para crear un ambiente relajado y mágico. Huye de las bombillas muy potentes que impiden que te deleites con las estrellas. Pero tampoco te quedes corto en iluminar la terraza o será difícil discernir si lo que llevaba el gin-tonic era pimienta o bien un mosquito curioso.

Las guirnaldas de luces son la mejor opción para crear ese ambiente acogedor y romántico del que hablamos. Coloca unas cuantas sobre los sofás o crúzalas (si es posible) de lado a lado de la terraza –adorarás la sensación de estar en un chiringuito de playa–. Además, muchas no necesitan estar conectadas a la corriente al funcionar con pilas o con energía solar. Ventaja que las hace muy versátiles y decorativas. Por otro lado, los focos de led con pincho tampoco pueden faltar en tus macetas. Son económicos, rápidos de colocar y su luz puede realzar cualquier planta o rincón que quieras destacar.

Pero vamos, que hasta puedes aprovechar las luces de Navidad –solo asegúrate que son de exterior, más que nada para evitar accidentes desagradables–. Hay multitud de tutoriales en la red para que puedas transformarlas en divertidas guirnaldas usando, por ejemplo, papel de colores. Pero sobre todo, no te olvides de incluir algunas velas en el plan de iluminación. Son siempre un valor seguro, especialmente si llevan citronela para ahuyentar a los mosquitos.

iluminación terraza de verano romántica

3. Sol y sombra

Disponer de una terracita maja donde poder tomar el sol es un lujo, pero también un riesgo si no cuentas con la protección adecuada. Siempre debes colocar un sistema de sombreado que te proteja como mínimo en las horas centrales del día, las más peligrosas.

Así que, de nuevo, toca reflexionar sobre quién, cómo y cuándo se usa la terraza. Por ejemplo, si eres una persona que disfruta del sol en solitario, una sombrilla será más que suficiente. Sin embargo, si quieres juntar a toda la familia a comer, podrías plantearte la instalación de una pérgola. O si en el ático donde vives, el viento es un problema deberás añadir algún sistema que te proteja de él. Desde luego, lo que está claro es que contar con un sistema de protección solar que se adecue a la forma que tengas de disfrutar de la terraza es absolutamente necesario.

terraza de verano con pérgola para el sol

4. Detalles y accesorios

Los colores fuertes, refrescantes y llenos de energía son perfectos para crear espacios veraniegos. Aunque si hasta ahora nunca asumiste el riesgo de combinar colores vibrantes dentro casa, tranquilízate, no vamos a sugerirte que pintes una pared de fucsia. Para riesgos ya están los complementos. Cojines, vajillas, manteles, vasos… búscalos todos atrevidos y con mucho color. Te encantarán.

También hay otros detalles que pueden contribuir a generar ese look vitamínico que tanto beneficio nos aporta el verano. Por ejemplo, puedes decorar con algunas guirnaldas divertidas y originales, alfombras de vinilo que zonifiquen el espacio o incluso, una mini-pradera verde de césped artificial. Pero en cualquier caso, no olvides disponer de algún baúl o mueble donde almacenar fácilmente todos estos accesorios (excepto lo que hayas podido comprar a prueba de intemperie) para cuando llegue la nunca-esperada tormenta de verano.

terraza de verano amplia con mesa y alfombras

5. Plantas

Todos sabemos que si no vives en el edificio más alto de la manzana, preservar tu intimidad puede llegar a ser un tema conflictivo. Por eso te recomendamos el uso de plantas para resolverlo. Por ejemplo, unas celosías colocadas estratégicamente y cubiertas por hiedra pueden mejorar tus vistas y protegerte a la vez de miradas indiscretas. El bambú en macetas es otra opción, muy elegante por cierto.

La fragancia también es un punto olvidado pero importante. Por eso, las aromáticas (romero, orégano, menta o salvia, entre otras) son una apuesta segura. No solo lograrás que tu terraza tenga un aroma delicioso, sino que además te servirán para darle sabor a algunos platos y bebidas. Y como punto fuerte, por si no lo sabías, son magníficas como repelente natural de bichitos.

terraza de verano moderna con celosías

 (2)