Ideas para decorar la casa en invierno

Ideas para decorar la casa en invierno

 (1)

La llegada del invierno, va acompaña de esas fechas en las que solemos pasar más tiempo en casa al calor de la familia. El frío y los días tan cortos, invitan principalmente a disfrutar de la comodidad del hogar y para ello, es necesario adaptar de alguna manera la decoración de nuestra casa a dicha estación.

Atraer elementos cálidos y utilizar complementos textiles como alfombras, mantas y cojines, puede ser una de las principales alternativas con las que preparar la decoración para el invierno. Así, vamos a ofrecerte algunos consejos con los que cambiar la decoración de tu hogar y adaptarla a las bajas temperaturas.

Elementos con los que conseguir una decoración acogedora

Alfombras con las que proteger el suelo

Sin duda, con la llegada del frío, uno de los elementos de hogar que más contribuyen a la sensación de calidez es la de disponer de gruesas alfombras de algodón en las principales estancias y rincones de casa. Además, éstas ayudarán a aportar un gran componente estético a la vivienda gracias a sus diseños y a su tamaño.

Para zonas como pasillos o el recibidor  las alfombras son muy decorativas y se pueden encontrar en infinidad de tamaños, colores y formas. En estos casos, las alfombras tendrán que ser alargadas y estrechas para un acabado perfecto.

Tip: Elige alfombras de colores cálidos o neutros para aportar un extra de calidez a la estancia.

Complementos textiles que aportan calidez a cualquier rincón

Otros elementos que son muy recurrentes en estos meses, son tanto las mantas o plaids como los cojines con los que complementar y decorar camas, sofás, sillones o incluso sillas. Sin duda, hacen mucho más cálida cualquier visita y contribuyen a generar un ambiente más cómodo y relajado.

Para ello, combinando diferentes texturas y colores se consigue un efecto muy agradable y estético.

Tip: Deja las mantas a la vista sobre el sofá junto con los cojines. Además de decorar, tendrás las mantas a mano para utilizarlas en cualquier momento.

La madera, siempre recupera el protagonismo

Si dispones en tu vivienda de muebles de madera que están cubiertos o pasan algo desapercibidos, es el momento de darles una segunda oportunidad y ubicarlos en zonas más vistas donde resalten más. Los tonos de la madera son ideales para el invierno ya que nos transmiten una sensación muy acogedora y agradable.

Puedes completar los muebles de madera con adornos en tonos dorados y algunas velas junto con pequeños marcos para transformar cualquier rincón.

Tip: Si te encanta la decoración rústica utilizando muebles de madera y elementos naturales no te pierdas nuestra guía de estilo rústico.

Utilizar colores cálidos aporta confort al hogar

Los colores son uno de los aspectos más importantes en cualquier ambiente. Cuando se trata de elegir éstos para decorar tu casa, en invierno los cálidos siempre son la mejor opción ya que nada más entrar en casa te harán sentir confortable y olvidarás el frío de la calle.

Deja de lado colores fríos como azules y verdes, en cambio, enfócate en hacer una selección de colores cálidos del espectro cromático que van muy bien durante esta época para caldear el ambiente.

Tip: Elige tonos calientes sin dejar de lado colores que pueden hacer juego y además aportan glamour a tu hogar, como por ejemplo, mostaza, morado y turquesa.

Cortinas con mayor protagonismo

Otro de los elementos con el que diferenciar desde un principio todo el ambiente es con las cortinas. Disponer de cortinas gruesas nos asegura un mejor aislamiento, así como una mayor sensación de protección. En invierno utiliza tejidos gruesos como la loneta y guarda en el armario los visillos y los tejidos vaporosos.

Aprovechando los tejidos más gruesos y con más cuerpo, puedes apostar por cortinas más atrevidas, con colores más oscuros que contrasten con otros elementos como el sofá o los propios muebles.

Plantas y vegetación también de temporada

Del mismo modo que empleamos plantas y flores en épocas más primaverales, en invierno es una buena estación para introducir mini abetos o pequeños pinos, junto con plantas como pascueros o flores de pascua.

Por último, toda decoración invernal se puede potenciar con imágenes, cuadros y motivos típicos de las estaciones más frías. Ahora te toca a ti conseguir una auténtica decoración acogedora y cálida para sentirte confortable durante esta época de frío.

 (1)