6 Cosas que te impiden dormir bien por la noche

6 Cosas que te impiden dormir bien por la noche

 (1)

Dormir bien por la noche es una necesidad vital para todos los seres humanos. De un sueño reparador depende cómo nos vamos a encontrar al día siguiente y con qué energía vamos a disponer para ejecutar todas las tareas que debemos hacer. Dormir bien es sinónimo de salud y no hacerlo puede derivar en una mala calidad de vida. Así pues, es importante saber qué cosas nos impiden conciliar el sueño adecuadamente y cómo evitarlas.

El estrés

El estrés es uno de los problemas más frecuentes y subestimados de las sociedades desarrolladas. Los expertos advierten que los trastornos del sueño están relacionados muy frecuentemente con el estrés. Este trastorno afecta tanto al inicio como a la profundidad y continuidad del sueño. El estrés produce un estado de sobreexcitación que no es compatible con la relajación necesaria para dormir. Por lo tanto, es recomendable disminuir el nivel de estrés en el día a día para ayudar a conciliar y mejorar la calidad del sueño.

Tip: no te lleves los problemas del trabajo a casa.

Mala elección de la ropa de cama

Este hecho también puede afectar a un sueño profundo y de buena calidad. Una mala elección de la ropa de cama puede derivar en incomodidad y, por tanto, en dificultades para descansar. Si la ropa de cama abriga demasiado o muy poco la persona no estará cómoda y tendrá más dificultades para dormir bien. Además, una mala elección de sábanas puede, incluso, provocar dermatitis y alergias a población con la piel sensible.

Tip: elige la ropa de cama adecuada para cada estación del año gracias a nuestra guía de ropa de cama.

Ruido

España es un país, por lo general, ruidoso y sus noches de verano lo son aún más. En numerosas localidades se suceden de forma habitual quejas de vecinos por el exceso de decibelios en la calle, provocado por terrazas, bares o discotecas o, simplemente, por gente hablando a grandes voces. El ruido afecta de forma directa a la calidad del sueño. No es posible tener un sueño profundo y constante con ruido alrededor.

Tip: utiliza ventanas con aislamiento acústico para protegerte de los ruidos del exterior.

Exceso de luz

Está demostrado que el exceso de luz eléctrica afecta a la calidad del sueño. Puede afectar tanto a la presión sanguínea como a la regulación de temperatura y glucosa y de forma muy negativa. Las luces brillantes afectan a los niveles de la hormona del sueño, la melatonina, que es la hormona responsable de proporcionarnos un sueño adecuado.

Tip: por la noche utiliza luces cálidas dentro de casa y a la hora de dormir usa cortinas opacas o persianas para que no incida la luz exterior en el dormitorio.

Utilizar el móvil o la tablet en la cama

Hay personas que no desconectan de los dispositivos móviles y de Internet ni en la cama. Están conectados de forma permanente y siguen consultando las redes sociales o servicios de mensajería instantánea a la hora de dormir. Y no es nada bueno pues, si dejamos encendido cualquiera de estos dispositivos mientras intentamos conciliar el sueño, la luminiscencia de sus pantallas puede afectar a la ya mencionada melatonina. Además, la utilización de móviles y tablets prolonga el tiempo que necesitamos para dormir y reduce el sueño REM, la fase en la que deberíamos tener más sueños.

Tip: evita utilizar el móvil o la tablet media hora antes de irte a la cama.

La cafeína

La cafeína es el principal estimulante que ingerimos a diario -la gran mayoría de los adultos- y que afecta directamente a la calidad del sueño. Los consumidores de café habituales pueden ver alterado su sueño por la ingesta de la cafeína, así como los ocasionales que tomen una taza unas pocas horas antes de irse a dormir.

Tip: evita tomar café pasado el mediodía. Si lo vas a tomar más tarde, elige café descafeinado.

 (1)