Consejos para que tus hijos no se destapen en la cama

Consejos para que tus hijos no se destapen en la cama

 (1)

Una de las mayores preocupaciones de los padres es que los hijos se destapen por la noche y cojan frío, lo que consecuentemente traerá constipados y/o problemas de salud a nuestros pequeños. Por la noche no podemos controlar a nuestros niños ni estar pendientes de si tienen calor o frío, por lo que son muchos los padres que se quedan preocupados toda la noche cuando comprueban que sus hijos acaban con todo el cuerpo descubierto y fuera de las mantas.

¿Por qué se destapan los niños?

Esta es la principal pregunta a la que deberíamos responder antes de nada, los niños, en la fase temprana de su vida, tienden a tener sueños muy activos, lo que hace que se muevan mucho a lo largo de la noche y que las mantas supongan un gran obstáculo. También es posible que pasen mucho calor y que al final acaben sudando, por lo que se destapan continuamente.

Para conseguir que nuestros hijos duerman tranquilamente toda la noche, sin destaparse y sin tener que sufrir cambios bruscos de temperatura, sigue leyendo porque a continuación te contamos algunos trucos y consejos para evitar que nuestros hijos se destapen y pasen frío por la noche.

Utilizar un edredón ajustable

Los edredones infantiles ajustables pueden convertirse en la mejor solución para todos aquellos niños que acaban con las mantas por los suelos. Se trata de edredones que llevan unas gomas elásticas que se ajustan a los pies del colchón, por lo que es más difícil que éste se caiga o se mueva despertando al niño por la noche a causa del frío.

Además de proteger del frío, los edredones ajustables son un elemento de cama que nos facilita mucho la vida, puesto que permanecen colocados a la perfección en la cama aunque ésta se utilice para leer, jugar o saltar -los principales usos que le puede dar un niño- y no hay que olvidar que hacer la cama se vuelve una tarea mucho más amena y fácil con los ajustables.

Los sacos nórdicos

Los sacos nórdicos han supuesto toda una revolución en la vida de muchas familias, pues han conseguido tranquilizar a muchos padres por las noches, ya que con su sistema, los niños pueden dormir toda la noche tapados, bien abrigados y, sobre todo, cómodos.

Son el elemento perfecto para los más pequeños de la casa pues, básicamente, se trata de una funda nórdica que va unida a la sábana bajera mediante una cremallera. De esta manera, por mucho que el niño se mueva, es muy difícil que consiga destaparse, en cambio, si nos preocupa su libertad de movimiento, podemos estar tranquilos porque los sacos nórdicos albergan mucho espacio en su interior, por lo que el niño puede moverse dentro todo lo que quiera.

Elegir el pijama adecuado

Por último, otra de las principales cosas que tenemos que tener en cuenta es el pijama que elegimos, puesto que hay muchos que, debido a su material, abrigan demasiado y el niño puede sudar a causa de ello. Por esta razón, siempre tenemos que escoger pijamas hechos de materiales naturales y transpirables como el algodón.

Siguiendo estos sencillos consejos conseguiremos que nuestros hijos tengan un sueño tranquilo y cómodo por las noches para que no acaben destapados y resfriándose.

 (1)