banner rebajas
Utilizar textiles para decorar el hogar

Utilizar textiles para decorar el hogar

 (2)

Uno de los aspectos que más personalidad marca dentro de una casa, es la selección de textiles de cada una de las habitaciones. Estos textiles, se presentan en elementos que se antojan indispensables dentro de un hogar, puesto que no se concebiría una casa sin ellos. La ropa de la cama, los plaids, las cortinas, los cojines… en definitiva, una serie de elementos que mediante la elección de los mismos puedes decorar tu casa de múltiples formas diferentes, vamos a ofrecerte algunas ideas.

Dormitorio: el espacio más personal

En la ropa de cama, las fundas nórdicas modernas son las grandes protagonistas. El dormitorio es uno de los lugares de la casa más íntimos y más propicios para el descanso, por lo que uno de los ambientes que más se busca, es que sea acogedor y cálido. Para ello, puedes contar con fundas nórdicas fabricadas 100% en algodón que te ofrecerán un tacto suave, lo cual será mucho más relajante y con colores rojizos o cálidos, que te inviten a entrar en su interior.

Los textiles de la cama los puedes combinar con diferentes estampados que hagan juego con las paredes o conjuntarlos con varios cojines a juego. Lo ideal de utilizar funda nórdica es que te puedes olvidar de las arrugas, un aspecto muy interesante para aquellas personas que tienen menos tiempo y quieren hacer la cama mucho más rápido. Puedes acompañar esta funda nórdica con unas sábanas a juego, del mismo color, o en combinación con el estampado de tu funda. Dependiendo del tipo de decoración que busques, puedes jugar con los colores, buscando un toque más atrevido o romántico o uno mucho más sobrio o elegante.

habitación con decoración romántica en tonos morados

Complementos textiles: plaids, cortinas, cojines, alfombras y manteles

Aunque generalmente ocupan un segundo lugar en la decoración de casas, estos complementos son muy útiles para generar contraste de color y de formas que aportarán armonía a las diferentes estancias de nuestra casa.

Plaids: funcionales y decorativos

Probablemente los plaids o mantas ligeras son uno de los recursos al que damos más uso dentro de nuestra casa. En el mismo sentido que el anterior, podemos elegir colores en combinación con los cojines a juego o directamente podemos romper la monotonía del hogar con algunos diseños más alegres y llamativos que hagan contraste con el resto de la decoración.

Gracias a que podemos disfrutar de ellos en prácticamente todas las estancias y en cualquier época del año, podemos colocarlos tanto encima de la cama en los pies, como al lado de nuestro sofá para poder utilizarlos cuando más nos apetezca. Buscar una prenda suave, nos hará sentir mucho más cómodos y a buen seguro que será más confortable.

Cortinas: indispensables

Otro elemento que no puede fallar en ninguna decoración que se precie, son las cortinas. En el mercado existen muchas opciones para elegir la que mejor le siente a nuestro hogar, desde cortinas lisas, hasta cortinas con bordados y detalles añadidos, por no hablar de la diferente gama de colores que puedes optar en las mismas, en todos sus bordes y añadidos.

La elección del color de las cortinas puede ser un aspecto importante con el que jugar con los plaids, los cojines o el resto de la decoración, por lo que su elección es bastante importante.

Si las vas a colocar en el salón, ten en cuenta el juego que hacen las cortinas de salón con objetos como los jarrones o las fundas de sofá, puesto que también podemos elegir el color de estas. Si las vas a incorporar en el dormitorio, opta por cortinas modernas que puedas combinarlas con la funda nórdica que hemos mencionado con anterioridad. Sea como fuere, son uno de los elementos más importantes y cuya presencia, impone en el dormitorio en donde con pequeños trucos, podemos hacer parecer, una estancia mucho más grande e importante como por ejemplo mediante los pliegues de las mismas.

decoración de salón en tonos neutros

Alfombras y manteles

Estos elementos también suelen estar presentes en todas las casas. Con los manteles lo podemos tener algo más fácil, ya que debido a su naturaleza y tamaño, podemos contar con unos cuantos manteles antimanchas diferentes para que nos hagan juego dependiendo de si los utilizamos en la cocina o en el comedor.

Con respecto a las alfombras, unas alfombras suaves con las que de gusto caminar descalzo y que vistan bien con el resto de la decoración como por ejemplo las cortinas o el sofá, terminan por ofrecer uno aspecto mucho más acabado a la estancia además de mejorar la presencia de la misma, ofreciendo comodidad y mejorando el confort.

 (2)