Edredones: Guía para elegir el mejor edredón

Edredones: Guía para elegir el mejor edredón

 (4)

La forma en que dormimos es muy personal. Algunos lo hacen a pierna suelta y totalmente desarropados, mientras que otros se hacen un ovillo con la ropa de cama. Luego está el nivel térmico de cada uno o la estación del año en la que estamos, aspectos que sin duda deben influir en la correcta elección del edredón.

Pero es la estética, la que muchas veces nos tiene horas buceando en internet. Y es que la forma en que el edredón cae sobre la cama también es muy importante. Por no mencionar la inmensa variedad de diseños entre los que elegir. No, no es fácil decantarse por uno.

Por eso, hoy te traemos una completísima guía para que conozcas de primera mano los diferentes tipos de edredones que hay y cómo puedes elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y gustos.

edredón conforter moderno en tonos malvas

Antes que nada, ¿qué es un edredón?

El edredón es un buen aislante que mantiene tu calor corporal en la cama, sin necesidad de usar mantas. Está formado por dos capas de tejido con relleno en su interior. Su perímetro está pespunteado, así como todo su interior, de forma que el relleno queda perfectamente distribuido por toda su superficie.

Un edredón no es una colcha, aunque se puedan confeccionar con los mismos tejidos. Las colchas no suelen llevar relleno – y si lo llevan (los boutis, por ejemplo), éste es muy ligero –, motivo por el que se usan principalmente en verano o como elemento meramente decorativo.

El edredón, en cambio, es una prenda que dependiendo de su gramaje (la cantidad de relleno que tiene por metro cuadrado) nos abrigará más o menos. Pero incluso si hablamos de un edredón con máximo relleno, su ligereza es espectacular, factor que lo ha subido al pódium de las superventas en detrimento de las (casi olvidadas) mantas. Además, pueden llevar un sinfín de tratamientos –contra los ácaros, las bacterias, las manchas, el fuego, etc.– que los convierten en la pieza de cama más valorada, especialmente por los alérgicos.

Un edredón para cada estilo

La forma en que los edredones se ajustan a la cama hace que influyan de forma notable en la estética del dormitorio. Este factor y su gramaje son los puntos que debes tener en cuenta a la hora de decantarte por uno u otro:

Edredón Conforter

Es el edredón por excelencia. Se distingue por encajar a la perfección en las esquinas inferiores de la cama, ocultando el somier con una caída en ángulo de 90 grados. Sus laterales inferiores pueden ir abotonados o unidos, de manera que la cama parece un paquetito.

Es perfecto para aquellos que disfrutan de una cama bien hecha y gracias a su gran variedad de acabados – motivos geométricos, florales o abstractos – encaja en cualquier tipo de decoración, desde habitaciones juveniles hasta las más formales.

edredón conforter infantil con estrellas

Edredón Ajustable

Su peculiaridad es que se amolda a la cama como un guante. De hecho, no cuelga cubriendo el somier, sino que se dobla bajo el propio colchón como si fuese una sábana bajera. Para ajustarse, lleva el mismo tipo de gomas que éstas.

Es por esto que se utiliza principalmente en camas tipo canapé o nido, algo que los hace perfectos para habitaciones infantiles y juveniles. Y, gracias a la sensación de ligereza que transmiten, son la opción más adecuada para habitaciones con escasos metros o con un look joven. De ahí que encuentres cientos de diseños juveniles con mensajes o personajes y motivos infantiles.

edredón ajustable juvenil con frases

Colcha Edredón

Como su nombre apunta, se trata de un mix entre colcha y edredón. Así, la parte que cubre la zona superior de la cama está confeccionada con tejido acolchado y pespunteado –un edredón–, mientras que los laterales se realizan con un tejido con cuerpo pero sin relleno –una colcha–. Esta prenda si que es exclusiva de un estilo clásico, ya que la cama siempre se verá elegante y perfecta. Los diseños que encontrarás para estas colchas edredón son también clásicos, destacando los acabados adamascados.

colcha edredón elegante cama de matrimonio

Edredón Nórdico

Por su popularidad diría que no necesita presentaciones, pero por si acaso despejaremos dudas. Un nórdico consta de dos piezas independientes. Por un lado, un relleno o edredón nórdico  – generalmente con un interior de plumón o plumas, aunque también puede ser sintético – que se introduce en la otra pieza necesaria, la funda nórdica. Las fundas son sábanas con la forma de un sobre, es decir, cosidas en tres de sus lados y abiertas en la parte inferior.

Al cambiar las fundas con la misma frecuencia que cambias las sábanas, los nórdicos te permiten renovar el aspecto de tu habitación cuantas veces quieras. No se ajustan a la cama como los otros edredones ya que, por el grosor de su relleno, sus laterales y parte inferior quedan flotando sobre la cama, dándole más volumen y personalidad al dormitorio.

Es la opción más informal de todas y, sin embargo, es el edredón más popular, posiblemente por ser el más versátil – permite más gramaje que ningún otro y además puedes cambiar su relleno dependiendo de cada estación –.

funda nórdica y edredón nórdico modernos

Tejidos y rellenos

Gramaje

Para dormir bien es necesario hacerlo con una temperatura agradable. Ni excesivo calor – piensa en lo incómodo que es despertarte sudando – , ni excesivo frio – más incómodo aún es no pegar ojo porque sueñas con una bolsa de agua caliente –.

Por ello es fundamental elegir bien el gramaje (a mayor cantidad de relleno, mayor capacidad calorífica del edredón), decisión que debes basar en la temperatura de la habitación en la que duermes y en si eres excesivamente friolero o caluroso.

Para que te hagas una idea, te recomendamos un relleno de 300/400gr – el máximo – si eres de los frioleros de verdad, de los que necesitan dormir con calcetín. También si la casa baja de los 12 grados. El relleno medio (entre 200gr y 300gr) para dormir con temperaturas entre los 12 y 18 grados. Y si vives en zonas cálidas o ya es verano (temperaturas superiores a 18 grados), usa entonces un relleno ligero entre 100gr y 120gr.

Y si te gusta ser práctico, puedes optar por rellenos nórdicos de diferentes gramajes que pueden unirse entre si por automáticos –rellenos nórdicos 4 estaciones–, de manera que en invierno los usas juntos, y en primavera o verano, usas solo uno de ellos.

funda nórdica de matrimonio elegante

Tejidos y composiciones

El relleno estándar para los edredones son las fibras sintéticas, aunque en el caso de los nórdicos también puedes optar por rellenos de plumas naturales – de diferentes tipos y calidades –. Actualmente hay rellenos sintéticos de muy alta calidad, como la fibra hueca siliconada de tacto pluma, que permite la circulación del aire y goza de un gran poder aislante.

En cuanto al exterior de los edredones variará en función de su diseño. Lo habitual es que el exterior de los rellenos nórdicos sea de algodón  pues es altamente transpirable. En el resto de edredones predominan las multifibras como el poliéster, que puede mezclarse con algodón.

Medidas de los edredones

Excepto si se trata de un edredón ajustable, debes elegir una medida que permita al edredón caer cómodamente por los lados de la cama, de manera que te cubra bien cuando duermas. Para que te hagas una idea, te dejamos una pequeña guía, aunque debes saber que estas medidas pueden variar ligeramente dependiendo del fabricante.

guía medidas edredones y nórdicos

Cuidados de los edredones

Como has visto hasta ahora, usar un edredón es comodísimo en todos los aspectos, pero es que además es una pieza verdaderamente duradera, ya que si lo aireas cada día no es necesario lavarlo con demasiada frecuencia –siempre que lo uses adecuadamente, claro. Es decir, con fundas nórdicas para los rellenos nórdicos y con sábanas tradicionales para el resto de edredones–.

Y cuando tengas que lavarlo, deberás prestar atención a las indicaciones del fabricante, pero por regla general debes saber que los nórdicos con relleno natural es mejor dejarlo en manos de profesionales, mientras que los sintéticos son muy sencillos de lavar (siempre que te entren en el tambor de la lavadora).

Nuestro consejo es que uses un jabón suave y elijas un programa de lavado delicado y temperatura suave. No es necesario usar suavizante, pero si es importante enjuagarlo bien. Después déjalo secar a la sombra. Te durará muchos años. Posiblemente demasiados.

 (4)