¿Qué son los plaids?

¿Qué son los plaids?

 (2)

Es muy probable que hayamos escuchado la palabra plaid alguna que otra vez sin tener ni idea a lo que se refiere. No te preocupes, pues le pasa a más de uno ya que se trata de una palabra anglosajona que hemos adaptado en nuestro vocabulario cotidiano y, sobre todo, en el ámbito de la decoración de interiores.

Los plaids son las típicas mantas finas de invierno que utilizamos para abrigarnos en las épocas de frío. Son el perfecto complemento tanto para los salones como para los dormitorios. No obstante, los plaids se han popularizado enormemente en los últimos años y se han reinventado como auténticos elementos decorativos en nuestras estancias.

Estilo, calidez y confort

Los plaids son, principalmente, mantas suaves y ligeras que se utilizan como un complemento para abrigarnos, ya sea para dormir una agradable siesta, estar leyendo bajo la mantita o pasar una tarde de lluvia viendo una película y con un plaid por encima. Hoy en día podemos encontrar miles de estilos y diseños diferentes en el mercado, de todo tipo de colores y estampados, por lo que no lo tendremos fácil para elegir el que más nos guste.

Aparte de su función de abrigo, los plaids aportan un mayor estilo en cualquier estancia, ya que los podemos poner de forma bonita tanto en sofás o sillones como en la cama para decorar. También se ha puesto de moda colocar un plaid en zonas estratégicas como, por ejemplo, en la mesa central del salón o en una estantería, aportando mayor calidez a la estancia.

Al igual que el diseño, los plaids pueden ser de diferentes medidas, si bien es cierto que la medida favorita es la más grande para que nos podamos acurrucar debajo a gusto, los hay más pequeños adaptados para sillones o camas de 90. La composición de los plaids suele ser de algodón, que es el material que mayor capacidad de transmitir y retener calor tiene, aunque también son muy populares los sintéticos de colores vivos o de imitación de piel -los famosos animal print-.

Si pensáis que el plaid es solo para el invierno es que no conocéis todas las maravillas de este perfecto compañero del humano para su relajación en casa. Existen plaids hechos de materiales mucho más ligeros y suaves como la seda o la lana, que se convierten en el mejor aliado para una siesta en verano o primavera.

Un elemento imprescindible

Todo el ámbito textil y de los complementos tiene una gran importancia en la decoración de nuestros espacios, puesto que son los que realmente aportan nuestro toque personal y pueden definir el estilo decorativo de cualquier espacio. En este caso, los plaids se han posicionado como un elemento de moda que resulta imprescindible para el estilo y el confort de nuestra decoración.

Como hemos dicho antes, debido a la infinidad de estilos de plaids que existen, toma tu tiempo para elegir el que mejor puede combinar con el resto de la decoración de tu casa y empieza a disfrutar de todas las ventajas que tiene tener una manta así.

 (2)