Trucos para decorar con cojines

Trucos para decorar con cojines

 (4)

Uno de los elementos más llamativos de cualquier hogar son los cojines. Sin duda, la comodidad que aportan además del componente estético que en ellos reside, hace que cada día se preste más atención a este tipo de almohadones para terminar de decorar cualquier espacio.

Su ubicación más habitual es en los principales dormitorios de la vivienda, aunque también se adaptan de maravilla a cualquier sofá, butaca o sillón.

Formas y tamaños

Con respecto a la forma y tamaño de los cojines, es fácil encontrarlos tanto en tamaños grandes como pequeños, así como con formas más originales. Pues, no siempre tienen por que ser cuadrados.

Para conseguir un mejor acabado con los cojines, lo más recomendable es disponer de piezas que varíen tanto en forma y tamaño. Además se podrán colocar más fácilmente y darán mayor juego para generar contrastes.

Una combinación que nunca falla en el dormitorio es utilizar dos cojines cuadrados de 50x50cm y dos cojines más pequeños de 30x50cm colocados delante. Si tienes una cama 'King Size' puedes conseguir un resultado muy cómodo utilizando dos cojines de 50x70cm y dos cojines más pequeños de 50x50cm.

Texturas y acabados

Una de las ventajas de los cojines, es que pueden fabricarse y adquirirse con una gran cantidad de acabados y texturas diferentes. De esta manera se puede combinar con otros elementos de casa como las cortinas, alfombras, muebles o cualquier otro motivo decorativo.

Es importante que los cojines muestren un acabado de calidad, de esta manera siempre estarán mullidos e invitarán a la comodidad. Además es posible encontrarlos en infinidad de texturas que pasan desde la piel, tela, terciopelo e incluso alguna imitación de pelo, por lo que la variedad está más que garantizada. Como regla general, en el dormitorio utiliza cojines para cama de texturas más suaves para aportar mayor confort y en el salón tejidos más gruesos que resistan mejor el uso y el lavado frecuente.

Diferentes estampados

Otra de las posibilidades que es muy recurrente a la hora de decorar con cojines, son los estampados. Sobre todo, porque permiten diferenciarse de otros cojines más grandes. En cuanto a los diseños de los estampados, podría decirse que son infinitos, pasando desde diseños sutiles con rayas o figuras geométricas, hasta otros más excéntricos y llamativos de colores vivos.

Sí es cierto, que tampoco se debe abusar en la decoración con cojines de muchos estampados, o al menos evitar que estos sean idénticos, variando formas, tamaños e incluso tonalidades.

Combinar tejidos

Para elegir los tejidos más adecuados para los cojines, es necesario saber qué tipo de decoración tenemos en la vivienda. De esta manera, será más fácil adaptar los cojines con respecto al sofá, cama o sillas donde vayamos a colocarlos.

Para piezas que van a ser utilizadas sobre sofás o que realmente van a tener más uso, es aconsejable decantarse por tejidos que permitan lavarse con facilidad. Dentro del mundo de la decoración se pueden encontrar infinidad de materiales y clases de cojines que garantizan un buen mantenimiento, sin perder ningún atractivo. También hay cojines que cumplen una función más decorativa, más pequeños, que son ideales para apostar por tejidos más llamativos y de calidad.

Para conseguir una correcta decoración con los cojines, es muy importante elegir tanto la cantidad de estos, como la forma de los mismos. Así, para seguir un patrón que no suele fallar, lo más recomendable es emplear de tres a cinco piezas para un sofá de tres plazas, al igual que una cama grande. Su colocación, será muy importante, así que prueba todas las formas posibles hasta que encuentres la más cómoda.

 (4)