5 Consejos para montar y decorar habitaciones infantiles

5 Consejos para montar y decorar habitaciones infantiles

 (1)

Al decorar una habitación infantil podemos imprimirle a la misma el estilo que más nos guste y que más encaje con nuestra personalidad o con la decoración general del hogar. Podemos tratar de transmitir emociones positivas a través de los muebles, ropa de cama infantil, paredes o vinilos. Las habitaciones de los niños constituyen el espacio de la casa más abierto a la imaginación y creatividad.

La elección de los muebles

Constituyen una de las elecciones más importantes y han de ser valiosos aliados para que los más pequeños jueguen y estudien en su habitación. La mejor opción es que sean muebles versátiles, que dejen espacio suficiente para estudiar y hacer tareas. Las piezas desplegables son una gran idea. Uno de los errores más comunes es llenar de muebles la habitación, algunos de dudosa utilidad. Aquí los muebles deben ser por encima de todo prácticos y poco voluminosos.

La ropa de cama

La elección de la ropa de cama es otro aspecto muy importante al montar una habitación infantil. Los sacos nórdicos infantiles están formados por una sábana bajera, el propio saco nórdico y la funda de almohada y todos estos elementos están unidos por una cremallera. Los sacos nórdicos evitan que el niño, siempre inquieto, se destape, son muy fáciles de lavar y abrigan mucho. Además, no limitan los movimientos de los pequeños mientras duermen.

Los edredones ajustables infantiles son otra prenda de ropa de cama imprescindible en las habitaciones infantiles, sea cual fuera su estilo de decoración. Estos edredones son muy sencillos de montar en la cama, se pliegan fácilmente y son también muy cálidos. Los edredones ajustables destacan por su comodidad, practicidad y hay modelos de muy variados colores y dibujos. Los motivos de personajes de dibujos animados se encuentran entre los favoritos de los menores.

Cómo guardar los juguetes

Una habitación infantil no se entiende sin juguetes. Sin embargo, eso no quiere decir que estén desperdigados y revueltos por todas partes, sin ningún tipo de orden. En la actualidad es posible adquirir por precios muy económicos contenedores para guardar los juguetes. Pueden ser cajas con ruedas, que permiten un sencillo desplazamiento por toda la habitación y facilitan guardar los juguetes siempre que sea necesario.

Fomentar la creatividad

Una buena forma de fomentar la creatividad de los niños es instalando una pizarra en su habitación, en la que pueden dibujar y plasmar sus ideas de forma libre. Estas pizarras pueden instalarse en las paredes o ser móviles.

La elección de los colores

Por último, la elección de los colores puede ser uno de los mayores quebraderos de cabeza para algunos padres. Los expertos aconsejan un marco neutro al que transformar con ayuda de la ropa de cama infantil, accesorios y muebles. Los colores pasteles representan una de las elecciones más clásicas pero hay mucho mundo más allá del rosa para las niñas y el azul para los niños. Lo importante es que sean colores vivos y alegres, que estimulen la imaginación y hagan a los menores sentirse confortables y seguros.

 (1)